El tener imaginación

En muy pocas ocasiones a lo largo de este blog hemos hablado sobre creatividad. Sin embargo, me parece muy imaginativa la respuesta que dieron los servicios médicos del FC Barcelona ante la plaga de lesiones que ha sufrido la primera plantilla. La respuesta fue que eran fortuitas y en cierta forma surgían porque los jugadores no realizaban bien el calentamiento antes del partido. Toma ya. La culpa al empredao. Es decir, jugador de fútbol profesional, se rompe los ligamentos de la rodilla, la famosa triada, una lesión que no se suele dar con frecuencia en el fútbol, porque ¡no ha realizado bien el calentamiento!!!. No tiene nada que ver que esos tres futbolistas hubieran tenido con anterioridad lesiones serias en su rodillas, o como otros médicos fuera del ámbito del FC Barcelona apuntaron, se pueda deber a que son antiguas lesiones mal curadas o no bien diagnosticadas las que han motivado el desastre. Personalmente, aunque soy aficionado madridista, me creo más esta última versión. Si fuese motivado por un mal calentamiento, ¿por qué el barça va líder y juega tan bien? Si hacen mal el calentamiento, lo normal es que lo terminasen pagando a lo largo del partido, y eso repercutiría en el resultado, ¿no? La verdad es que la imaginación da para mucho. Conviene no confundirla con la creatividad. Y volvemos a lo de siempre, el miedo a reconocer cuando nos hemos equivocado, aprender de nuestros errores, y corregirlos. No salir a la palestra con un brindis al sol que cuesta creerse.

Management desde el baseball

Reconozco que me interesa bastante como el mundo del deporte puede enseñar a los directivos como gestionar una empresa… Navegando me encuentro con este blog Management by Baseball, que se define de la siguiente manera:



“What do Hall of Fame baseball managers like Connie Mack & John McGraw have in common with today’s business leaders? Why are baseball managers like Joe Torre & Dusty Baker better role models for management than corporate heroes like Jack Welch, Ken Lay & Bill Gates? And just what does Peter Drucker have to do with Oriole ex-manager Earl Weaver? Management consultant & ex-baseball reporter Jeff Angus shows you almost everything you need to know about management you can learn from baseball.”



Por otro lado (aparte de que creo soy uno de los pocos aficionados que existen en España al baseball, Joe Torre sería como Del Bosque), deciros que existe un elevado número de blogs que hablan y opinan sobre este deporte y que muchas de las revolucionarias teorías para gestionar equipos de baseball arrancan de la blogosfera… ¿Ocurrirá esto en el fútbol? ¿Alguno conoce algún blog que haya revolucionado la manera de entender el fútbol? En esto creo que podríamos aprender de los americanos.



Por cierto, como diría atach, ‘en cuestión de baseball, todos los caminos conducen a sabernomics‘, y este blog sí que es innovación.

Libros sobre innovación (I): Lecturas recomendadas

Ya han pasado unos cuantos días desde que Esteban nos hiciese la petición de recomendar algunas lecturas sobre innovación. La verdad es que ha terminado siendo díficil escribirla porque no sabíamos como plantear esta entrada, mas que nada el problema radicaba en que ni atach ni yo nos poníamos de acuerdo ni sobre cómo encararla, ni sobre qué libros recomendar(un pequeño problema editorial). Al final, y después de que cada uno cediese un poco en sus puntos de vista, hemos decidido escribir tres entradas: libros recomendados, lecturas de verano y los libros que vienen. Creemos que va a ver bastante donde eligir, pero la intención es dar el mayor número posible de opciones a aquellos que se aventuren a leer algún libro que de alguna manera hable o trate el tema de la ‘innovación’.

En esta primera parte, ‘lecturas recomendadas’, vamos a hablar de aquellos libros que exponen determinadas teorías y conclusiones sobre cómo gestionar la innovación, los cuatro primero son teóricos pero dan muy buenos ejemplos, y es que soy de los que piensa que primero se debe desarrollar un modelo teórico para después demostrar tus ideas con ejemplos, y lo cierto es que los cuatro primeros libros siguen esta norma a rajatabla. Vamos allá con las recomendaciones:

Innovation and Entrepreneurship:escrito por Peter Drucker, lo cual significa que el libro es importante y un referente. Parte de la premisa que las dos cosas más importantes de una empresa son la innovación y el marketing. El libro es de 1985, y está dividido en 2 partes. La primera trata sobre innovación y en ella establece un modelo de siete puntos o ideas para encontrar las innovaciones. Drucker con ese modelo establece que la innovación es fruto del trabajo y que éste no es repentino, sino que debe basarse en un sistema repetido por igual todas las veces. Una de mis primeras compras sobre innovación. Dave Pollard, al que tengo entre mis fuentes sobre innovación, es un gran defensor de este libro.

The
The Innovator’s Dilemma: el clásico de Clayton Christensen de 1997. Introduce los términos ‘innovación sostenida’ e ‘innovación disruptiva’. El libro demuestra el
dilema que se le presenta a todo directivo cuando pensando que toma bien sus decisiones e invirtiendo en lo que es bueno para sus clientes, lleva a su empresa a la ruina por no haber hecho más caso a lo que las innovadoras ‘tecnologías disruptivas’ le planteaban. Son cinco errores con sus cinco soluciones. Para atach fue todo un descubrimiento, eso sí, no es fácil de leer.

Open Innovation: escrito por Henry Chesbrough, y posiblemente el libro más revolucionario por su manera de entender la gestión de la innovación. Parte de una premisa muy sencilla: el conomiento no está en poder de una única persona, departamento, organización, sino que es más factible y a la larga beneficioso compartir tus conocimientos con aquellos que te pueden sacar del atolladero, ya sea otro departamento dentro de tu organización, otra empresa e incluso la universidad. Parte de los errores cometidos por Xerox, que es quien estaba detrás de muchas de las cosas que se crearon para internet, pero por no escoger la ‘innovación abierta’ perdió la senda de grandes éxitos. El autor explica los ejemplos de IBM e Intel, entre otros, y su forma de gestionar la innovación de una manera abierta, con dos claves importantes: modelo de negocio y venture capitalist. Al gobierno le convendría bastante leer este libro para su política de I+D+i. Una lectura que te abre la mente.

How Breakthroughs Happen: escrito por Andrew Hargadon, y en el que se expone la otra forma de entender como gestionar la innovación: ‘technology brokering’. Plantea la idea de que al igual que un broker escoge las mejores opciones entre las posible inversiones a realizar entre la enorme cantidad de contactos que tiene, las empresas tienen que valorar que muchas de las cosas que están investigando ya han sido inventadas por alguien, y que ese trabajo ya realizado puede ser muy útil para la innovación que una empresa está llevando a cabo. Es decir, descubrir y construir una red de gentes, ideas y objetos alrededor de cada proyecto con las consiguientes ventajas de unir varios mundos que desconocían saber que podían llegar a tener intereses comunes. Emplea muy buenos ejemplos, y saca a relucir la tremendo importancia que tuvo Thomas Edison como innovador y no como inventor. Otra lectura que abre tu mente.

Free Prize Inside: escrito por Seth Godin. Su gran virtud es que muy fácil de leer, aunque también tiene un pero, es necesario leerse el anterior libro de Seth Godin, Purple Cow. El autor explica que en un mundo como el actual no basta sólo con ser diferente, sino que tienes que destacar, pero aportando valor. Es decir, que la gente o tus clientes hablan de tí, y siendo lo más innovador que puedas. Introduce un modelo, donde para el autor lo más importante es saber como vender tu idea, y la única opción es destacando y haciéndote ver. Aplicable completamente a la forma de manejar tu actividad profesional. Tanto Enrique como Julio son dos de los ilustres lectores que se han leído este libro.

Ideas are Free: escrito por Alan G. Robinson y Dean M. Schroeder, parte de una idea muy sencilla: las más importantes contribuciones para el futuro de una empresa parten de las pequeñas ideas desarrolladas por los propios empleados, independientemente del puesto que ocupen. Y aquí se tiene que hacer frente a la ceguera de los dirigentes, que no le dan la debía importancia a esta tremenda fuente de innovación. Hacer oído sordos a estas propuestas puede conllevar pérdidas de beneficios, de ventajas competitivas, de ahorros de costes y la posibilidad de que esas pequeñas ideas se conviertan en un futuro ‘home run’. Eso sí, como exponen los autores hay que saber gestionarla, ya que no sólo consiste en poner un buzón de sugerencias y que la gente plantee su ideas, sino que es más importante saber como llevarlas a cabo y recompensarlas debidamente. Es un libro que te hace enfadar.

Moneyball: The art of winning an unfair game: escrito por Michael Lewis, y es un acercamiento a la innovación dentro del mundo del deporte, en este caso el beisbol. Describe, y bastante bien, como un revolucionario general manager, informándose y conociendo cuáles son las nuevas teorías que se estaban exponiendo sobre el mundo del beisbol, y desarrolladas por analistas financieros o aficionados que no estaban involucrados profesionalmente en este mundo, como Sabermetrics, consigue convertir a un equipo perdedor y con una de los presupuestos más bajos, en una de las mejores franquicias de la liga. Es un ejemplo muy bueno, pero claro te tiene que interesar bastante el mundo de los deportes. Durante su lectura traté de relacionar sus planteamientos con el mundo del fútbol en España. Creo que a bastantes presidentes de equipos de fútbol, no les vendría mal echarle un vistazo al libro.

La mayoría de estas recomendaciones, para quien le interese, las he sacado de fuentes como Strategy Business, y en concreto de sus especiales sobre los libros de gestión de los años 2002 y 2003, del Business Blog Book Tour y de blogs que suelen acertar con los libros que hay que tener en cuenta 800 Ceo Read Blog, Brand Autopsy y Innovation tools, en ellos me he encontrado con muy agradables sorpresas.

Para terminar, supongo que querreis que pongamos la mano en el fuego y seamos capaces de decantarnos por alguna de las recomendaciones, y en ese punto, yo me quedo con Open Innovation, que para mí fue un tremendo descubrimiento, por lo que aporto a un cambio en mi forma de pensar, mientras que atach prefiere Ideas are Free, del que dice es una pequeña joyita que el paso del tiempo sabrá colocar en su lugar.’Con este libro ha funcionado perfectamente el boca a boca’, me dice atach, ‘ya verás como aparece en las listas de los mejores libros del año’. Conociéndole, cualquiera le lleva la contraria.

P.S.: Esta entrada tendrá actualizaciones, con nuevos links a cada uno de los autores. Algunos de los libros seguramente estén ya traducidos, pero ahí pensamos que ya es el lector quien deberá decidir si prefiero leerlos en español. De todas formas, seguro que son difíles de encontrar traducidos.

Innovación en el mundo del deporte

También en el mundo del deporte existe la innovación. Como botón de muestra tenemos el reciente éxito de la natación sincronizada en los Europeos de Natación de Madrid, que se debe unir al cosechado en los pasados mundiales de Barcelona. Aquí vamos a reflexionar sobre lo que hemos comentado en antiguos posts. La natación sincronizada es un deporte minoritario en España. Hasta el año pasado sus protagonistas eran prácticamente desconocidas para el gran público. ¿Quiénes eran Gemma Mengual o Paola Tirados, por nombrar a las más conocidas, o la entrenadora Anna Tarrés, antes del año pasado? Entonces, ¿cómo han logrado alcanzar este éxito? Decidieron ser innovadoras. Un grupo de gente joven, con muchísimas ganas, que pensaron en sistematizar su deporte: conocimiento, trabajo y disciplina. Conocimiento, para aprender los secretos de la natación sincronizada, acompañado con amplias dosis de sacrificio, trabajo y disciplina, con los que llegar un día a ser alguien. Y vaya que si lo han logrado. Del mismo modo, y aplicando otra idea sobre innovación, en sus actuaciones han tratado siempre de ser diferentes, pero dando valor a sus propuestas. En una palabra, DESTACAR. Simplemente ver las coreografías que han realizado y la música que han empleado durante todos sus ejercicios, con mucho mayor riesgo que el de las rusas. Estas chicas han demostrado que se puede innovar en el deporte español y romper las barreras establecidas. Enhorabuena.

Y hasta en el deporte rey se pueden ver los efectos de la innovación. El Valencia se ha proclamado campeón de liga superando al Real Madrid en las últimas jornadas. Muchos dirán que ello ha sido posible a que los madridistas han llegado fundidos físicamente a estos partidos, o que incluso el tan comentado ‘zidanes y pavones’, un modelo de negocio válido, se ha demostrado que no es perfecto (sobre este punto volveré en otro post pero lo que sí es cierto es que Florentino Pérez ha seguido algunas ideas sobre innovación con este modelo). Volvamos al Valencia. Uno de los motivos por el que ha sido campeón queda reflejado en este comentario recogido en el periódico El País: “Fiel ha sí mismo y apoyándose en su preparado físico, Paco Ayestarán, Rafa Benítez ha desmenuzado cada minuto para llegar al final con la máxima energía. Aplicaron un sistema de origen francés para saber cómo está cada jugador físicamente en cada momento, lo que les reforzó en su creencia del reparto de minutos. El resultado ha sido que todos los futbolístas son partícipes del triunfo.” Repetimos las ideas de siempre. Investigaron, tuvieron conocimiento de esta herramienta, trabajaron sobre ella y se arriesgaron con su aplicación en algo tan poco dado a los experimentos como el fútbol. En resumen, fueron innovadores. El resto ya es historia.