Cuando la demanda busca oferta

Recupero esta reflexión de hace unos días de Carlos Boyero en su columna del El País titulada “Manipulación“, donde a nivel de consumo televisivo muestra que los “corsarios” lo único que hacen es buscar oferta para su demanda. Cubrir una necesidad de mercado, vamos.

Las mentiras cotidianas a los demás y a uno mismo están perdiendo su coraza. Todo es turbio, perverso y fascinante (como siempre) en la tercera temporada de Mad men, un premio a la infinita paciencia de los que no sabemos piratear en Internet ni somos capaces de seguir una obra de arte a razón de un capítulo por semana y a hora fija en su programación televisiva. Pero también puedes hacerte viejo esperando que las avispadas distribuidoras decidan ponerlas a la venta en DVD. La última y maravillosa temporada de The wire, que TNT emitió en España a finales de 2008, sigue inédita en el mercado de este país. Lo cual hace obligatorio que los cinéfilos se hagan corsarios, que saqueen en la Red lo que no pueden comprar en la tienda.

Cómo ver el Mundial por Internet y en alta calidad

El deporte y el fútbol no es ajeno a la crisis. Retransmitir un evento deportivo como el del Mundial de Fútbol implica, para las cadenas de televisión que deciden hacerse con los derechos, pagar una elevada suma de dinero que se debe rentabilizar de alguna forma, o recuperar cuanto menos. Dado que a día de hoy no se entiende la retransmisión del fútbol sin pasar por taquilla, especialmente para los partidos que no despiertan un mínimo interés para las televisiones, supone, si no se disponen de los medios adecuados, bajarse al bar de tu barrio y disfrutar de compañía para poder saborear ese partido de fútbol que ha despertado tu interés, por mucho que a uno no le apetezca compañía, conversación y quiera disfrutar de la comodidad de su salón.

Lo que no tiene en cuenta el universo de la televisión deportiva de pago es anotar en su agenda lo que puede llegar a ofrecer la inmensidad de la red de redes, sobre todo, respetando una de sus máximas: no se puede poner puertas al campo. Resulta que aquellos partidos que no se emiten en abierto, porque se supone que no interesan a nadie, tienen su público, y que el mismo, pese a las muchas zancadillas que le pongan, se las apañará para disfrutar los partidos y no a cualquier coste. Por esa razón, alguien me tiene que explicar, quién tiene los derechos de retransmisión del mundial por Internet, o si alguien los tiene por qué no los emite, con lo que implica de oportunidad desaprovechada, y si estos no fueron comprados, por qué se persigue y se cierra la señal para aquellos que sí quieren verlos. [Leer más…]

Esto no es fútbol: La liga de Internet

Aunque podríamos llamarla la liga del ocho, por los partidos que retransmitirá cada cadena de televisión del Real Madrid y el FC. Barcelona. Dicho esto, recojo un apunte muy interesante de Genís Roca acerca del hecho de que parece que el fútbol no necesita Internet. Él lo centra en el desinterés con el que las estrellas mediáticas de nuestra liga de fútbol se mueven por las redes sociales. ¿Qué supone esto? Desaprovechar el filón que en realidad es el canal universal llamado Internet. Con una evidencia: están perdiendo el contacto con los que de verdad importan, los aficionados. Todo lo contrario de lo que está ocurriendo en USA, donde muchas grandes estrellas deportivas han reconocido la utilidad y la valía de por ejemplo twitter (Lance Armstong, Shaquille O’Neal o Andy Roddick, que además son muy buenos en el manejo de esta herramienta).

Este ejemplo dado por los jugadores lo traslado al pago por visión de nuestra liga, y a una realidad: la liga 2009/10 será la liga de Internet. Aquella que motivará que muchos espectadores con poca paciencia, por falta de comunicación a cargo de quienes poseen los derechos de retransmisión y a que uno de los canales tiene la cobertura en pañales, recorran y pregunten cuáles son las buenas páginas de Internet donde poder ver los partidos gratis, bien por P2P o bien en streaming (al menos aprendan cómo poder ver fútbol por Internet sin tener que descargar un programa y con sólo abrir el navegador).

¿Por qué digo esto? No es que descubra el oro de Moscú, pero pensemos en lo siguiente. Si queremos seguir por televisión todos los partidos del Real Madrid o del Barcelona, tenemos que ver La Sexta, Canal Plus, y suscribirnos a Canal + Liga y a Gol TV. No es que ver la liga nos cueste 15 euros. Es que ver los partidos de los dos grandes (los únicos que interesan, al contrario de la fórmula de la Premier, donde todos los partidos en per pay view mueven audiencia), en realidad nos cuesta un mínimo de 30 euros, más el estar suscritos a varias plataformas… (continuación en sportyou).

La co-innovación y el uso del P2P

Tengo claro que el problema principal que existe en el mundo empresarial español respecto a la innovación es de cultura. De actitud respecto a ella. La innovación es un concepto en boga al que todo el mundo quiere arrimarse sin tener en cuenta dos patas importantes: el conocimiento y la información. Ambas deben ir entrelazadas en un concepto más amplio que responde a la idea de compartir el conocimiento y la información. Dioni Nespral habló de un término que viene al pelo sobre la idea anterior durante la presentación del Blogbook en las oficinas del BBVA, y al que él denominó coinnovación o innovación colaborativa entre diferentes personas y organizaciones.

En el fondo es compartir la semilla del conocimiento entre el mayor número de personas posibles. La innovación, tal y como debe ser entendida hoy, no es un ente cerrado, es abierto, entroncando este mismo término con el de Open Innovation que defiende con acierto Juan Freire (y cuyo ejemplo tenemos sin duda en el desarrollo de la plataforma Linux con sus miles de programadores o el mismo blogbook), y ahí sería donde tendría cabida la coinnovación. En los miles de perfiles y diferentes puntos de vista que los miembros de esa unidad abierta de innovación forman. Comento todo esto, y este término, porque poner trabas a compartir el conocimiento, que no es otra cosa que poner trabas al P2P desconectando de Internet aquellos que lo utilizan, es frenar la innovación. El P2P es algo más que descargar contenidos, es un modelo de desarrollo de crecimiento empresarial que facilita la difusión del conocimiento. Si queremos dejar la cola de los países menos innovadores, debemos tener claro tanto el concepto de la coinnovación como la utilidad que al mismo aporta el P2P.

Vía | Eduardo Collado
Más información | Público
Más información | Planta 29

Diccionario de términos para descargar archivos

Para los que quieren usar los medios alternativos para seguir las series que más les gustan y las películas que no llegan a sus ciudades porque el distribuidor de turno no lo ve economicamente viable, un diccionario de términos para piratas, necesario para conocer qué archivos y de qué calidad nos estamos descargando. También, pero ya para los más atrevidos, el laberinto de las descargas directas.

Enlaces imprescindibles.