Un repaso histórico y en imágenes a los orígenes del cine de animación

A propósito de la entrada en la que hablábamos del primer centenario del cine de animación, un lector (gracias El perejil) indicaba en un comentario que el corto de Emile Cohl, ‘Fantasmagorie‘, no se le debería considerar el primer cortometraje de animación de la historia, aunque se tome su fecha de estreno, 17 de agosto de 1908, como el pistoletazo de salida para el género animado dentro del mundo del cine, y a Emile Cohl como uno de los precursores de la historia de la animación. En ese comentario, se indicaba, con acierto, que el primer corto animado que se realizó fue ‘Humorous Phases of Funny Faces‘ (descontando experimentos anteriores en otros sistemas de imagen en movimiento), de J. Stuart Blackton, y con fecha de 1906. Como ‘Fantasmagorie’, ‘Humorous Phases of Funny Faces’ empleaba la animación con tiza, pero sin usar negativos ni impresos en papel en blanco, todo dibujado directamente sobre una pizarra.

Retengamos este nombre, J. Stuart Blackton, como el precursor de todos los animadores que siguieron sus pasos. Si vamos a los experimentos anteriores que indicaba nuestro comentarista, se puede afirmar que este cineasta británico fue el creador del primer film animado de la historia, mucho antes que incluso lo que terminaríamos conociendo como dibujos animados… (continuación en blogdecine).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *