Pricenoia o como ahorrarte dinero

Cuando te decides a comprar algo por internet, lo normal es que realices primero unas cuantas búsquedas con la idea de encontrar el producto lo más barato que puedas. De ahí nacieron los comparadores de precios como Kelkoo y Froogle. Otros, como es mi caso, solemos ir a la misma web a realizar todas las compras, y como suelo comprar libros, pues mi dirección es Amazon.

Si juntamos las dos opciones tenemos Pricenoia, desarrollado por la gente de Galenicom, o como comprar de la manera más barata en Amazon, como bien se indica en su presentación en sociedad.

Ayer lo probé, quería comprarme un par de libros, busqué en cual de los diferentes amazon que existen podía conseguirlos más barato y descubrí que me ahorraba más de 20 euros, o el precio de otro libro, si los solicitaba a Amazon de USA en vez de Amazon de UK. Probar Pricenoia, porque el sitio merece muchísimo la pena.

Por último, y relacionandolo con la innovación, esto que comenta Horaci, su creador: “Pricenoia surgió por un par de posts en sendos weblogs. Es decir, sin ese par de conversaciones espontaneas Pricenoia no existiría. Ejemplo de la capacidad de los weblogs para canalizar ideas, sacarlas a la superficie y dar pie a su materialización.” Perfecto ejemplo sobre lo que comenté en posts anteriores del valor de internet para divulgar el conocimiento, y que se puede unir a este otro comentario que he encontrado: “The simplest innovations are often the most effective in responding to ground swells of trends and change. The potency of the blog phenomenon is two fold: perfect match for its medium and ease of use.”

Para conocer más sobre Pricenoia leer lo que comentan en sus blogs furilo, merodeando y mini-d.

Re-imagina!

Desde el 18 hasta el 20 de mayo se celebra en Madrid el Expomanagement 2004, donde uno de los conferenciantes es Tom Peters, el autor de “En busca de la excelencia”. Aquí dará una conferencia titulada “Una nueva empresa y un nuevo ejecutivo: la excelencia en una era de rupturas”, muy acorde con lo que expone en su último libro, y que ahora se publica en español, titulado Re-imagina! Curiosa la evolución de pensamiento que ha seguido. No obstante, da igual como se diga, re-imaginar o re-inventar o cambiar, todos los caminos conducen al mismo sitio: Innovación. Otra cosa es como se logre.

Tal y como escribe Tom Peters, seguro que el libro es bastante entretenido, aunque reconozco que aún no lo he leido (para conocer más pinchar aquí o leer lo que comentan sobre el libro en este blog).

El camino abierto por gmail

A traves de merodeando por la enredadera, descubro Dropload, cuyo funcionamiento viene muy bien explicado en microsiervos. La idea sigue el camino abierto por el gmail de google y es el de disponer toda la información que necesites bien colgada en internet sin necesidad de tener que llevarte tu pc a todas partes contigo.

La cantidad de problemas que me hubiera solucionado dropload a la hora de enviar archivos muy pesados.

Sin Internet menor conocimientos

Continuando con la idea de conocimiento y acceso a la información, Enrique Dans, comenta en su artículo El país cuyos ciudadanos no accedan a la red tendrá sencillamente, ciudadanos de un nivel cultural inferior, lo siguiente:

“La constatación de que una persona con mayor acceso a la información es una persona más formada, más competente, con más posibilidades de expandir su universo de conocimientos, aptitudes y actitudes. Hay que ver la Red como una fuente inmensa de conocimientos, como un conjunto de herramientas para ser más productivo, como un incremento del poder en manos de las personas. Internet representa el sueño de los enciclopedistas clásicos: toda la información disponible para todo el mundo, en todo momento. La empresa que no quiera que sus trabajadores accedan a este conocimiento y herramientas tendrá, simplemente, trabajadores menos cualificados.”

Curioso que ahora las empresas busquen excusas para limitar el acceso de sus empleados a la red. No comprenden que se están haciendo daño a sí mismos. Que el desarrollo de la innovación se verá limitado y, por añadidura, su propio futuro ante la llegada de nuevos competidores más preparados.

Internet y una revolución

No nos hemos cansado de repetir que para la innovación es imprescindible el conocimiento. Y éste no se puede lograr sin acceso a la mayor cantidad de información posible y sin su comunicación al mayor número de personas. Todo esto lo ha hecho posible Internet. Pues bien, ahora el fenómeno de los blogs o bitácoras está revolucionando la red, cualquiera puede poner su granito de arena informando y comunicando sus opiniones y pensamientos, haciendo más factible, por tanto, el desarrollo del conocimiento.

Hacer un blog no es complicado, como bien cuenta furilo aquí y en concreto en español, donde se empiezan a dar pequeños grandes pasos. Lo único que queda es que más gente se anime.