En defensa de los derechos fundamentales en internet

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial – un organismo dependiente del ministerio de Cultura -, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Avatar y la exclusividad en Internet

Lo primero que llama la atención del trailer de ‘Avatar‘, la esperada película de James Cameron, más allá de las enormes expectativas (y temores no lo voy a negar), que levanta su visionado, es que el mismo viene sin diálogos, lo cual sirve para no dar pie, a priori, a los que suelen atacar a este director por su poca calidad a la hora de elaborar diálogos, a criticar su trabajo (negando la mayor, lo buen cineasta que es). Dicho esto, aclarar que esta entrada no es sólo para que encontréis otro sitio más donde se hable de ‘Avatar’, la idea va por otro sentido: de exclusividad y parecidos razonables o sospechosos.

Resulta curioso ver a El País comentando que presenta en exclusiva el nuevo trailer de ‘Avatar’, cuando media, mas bien toda la blogosfera, no para de hablar y opinar sobre el trailer, y más sabiendo que el pasado viernes era la fecha prevista para su estreno. Es decir, antes que el medio español plantease su noticia, en muchos sitios ya estaba subido el trailer, y en boca de todos el comentario sobre lo que las imágenes que habían visto les estaba pareciendo, incluso algunos mejorando y aportando imágenes sobre ‘Avatar’.

El error de base de El País es seguir considerando a la Web como un medio no universal, con barreras especiales según la lengua, cuando en realidad, y a base de lo que los lectores van publicando en sus medios, no es cierto. Podrían haber dicho que daban en exclusiva el trailer en español, pero el problema venía cuando este teaser trailer no tiene diálogos, lo que implica que da igual si el sitio donde el mismo se pueda ver es americano o japonés.

Eso por un lado, porque la exclusividad, esta vez en cuanto a creación, también ataca al propio Cameron, y al universo del planeta Pandora que ha creado. ¿Por qué? Simplemente, Internet vuelve a salir al paso y trae y plantea ciertas dudas sobre la originalidad de la película del director de ‘Titanic’… (continuación en Urban Time).

Los miedos de El Pais con Internet

Soy lector de El País, lo reconozco, del periódico en papel, y la verdad es que no puedo pasar ni un día sin tocar sus hojas, la costumbre y esas cosas. Sin embargo, en los últimos días, entiendo desde que le han visto las orejas al lobo, se han ido publicando artículos atacando a Internet, más bien al uso que hacemos de él, y al apogeo de las herramientas sociales. Se publicó hace poco un artículo de Juan Luis Cebrián, que tengo que leer con calma, pero del que prometo hablar, que en cierta forma hería mi inteligencia… pero a lo que iba, hace unos días publicaron el siguiente artículo: ‘¿Debemos fiarnos de la Wikipedia?


El titular y la pregunta es capciosa. Hay tantas cosas de las que no podemos fiarnos… Saco del mismo artículo la definición que han tomado de la Wikipedia:
(…) nació con el objetivo de “distribuir gratuitamente la totalidad del saber mundial a cada persona del planeta en el idioma que ésta elija, bajo una licencia libre que permite modificarlo, adaptarlo, reutilizarlo y redistribuirlo libremente”. Es decir, la democratización del conocimiento, un fin muy romántico que encabeza una lista de pros que continúa así: es gratis, rápida, se puede corregir en el acto, tiene capacidad infinita y es una útil herramienta educativa (¡el conocimiento también eres tú!).

Por lo visto, y es en lo que ahonda el artículo, existen menos pros que contras para tener en cuenta el servicio que nos da la Wikipedia. Algunos siguen pensando con la mentalidad de ayer, con el poder de la sabiduría en manos de unos pocos, como si el hecho de no haber llegado a ser sabio conocido, no te permitiera dar tus opiniones y mostrar tus conocimientos. La virtud de las herramientas sociales en Internet, permiten que el conocimiento, y gracias a los voluntarios, que nos trae la Wikipedia, esté vivo, actualizado, sin el estancamiento propio de las enciclopedias del ayer.

Al final, todo se resume al uso que le demos a las cosas, pero preguntarnos la utilidad de algo y su fiabilidad, me preocupa. Siempre termina pasando lo mismo. Nos quejamos porque existe, en vez de congratularnos. El problema sería si la Wikipedia no existiese. ¿Qué haríamos? ¿Qué habría sido del saber? ¿En poder de quién estaría ahora? Desde luego, no de los usuarioas, para bien de medios como El País. Esa es la pregunta que se debería hacer, ¿cómo sería un mundo sin la Wikipedia? Y ahí sólo veo signos preocupantes.

Darwin y la teoría de la evolución de Internet para las empresas

Los postulados sobre los que se sustenta la teoría de la evolución de las especies de Charles Darwin nos demostraba el éxito reproductivo entre los individuos de una población con características o rasgos diferentes y heredables, en función del clima y los recursos de cada lugar. Cuando desarrolló su teoría, Darwin tomó como punto de partida que había que dejar hacer a la naturaleza, ésta sería la encargada de realizar el lento proceso de la selección natural. No hacía referencia a que los más fuertes, en el sentido estricto de esta palabra, serían los que sobrevivirían, sino que el éxito reproductivo sería para aquellos que supiesen adaptarse mejor al entorno y a los cambios ambientales (falta de recursos, cambios geológicos, llegada de nuevas especies…). Esos serían de verdad los más fuertes, y los que evolucionarían.

En realidad, Darwin y su teoría fueron un adelanto a lo que Internet ha llegado a suponer para las empresas. Tomando su descubrimiento como ejemplo, la selección natural la realiza cada día el usuario (futuro cliente) que busca información en el vasto lugar que es la Web. Él es el clima y el que obliga a que las especies (empresas) varíen en sus tácticas y busquen la forma de no desaparecer frente a las otras especies que sí han sabido adaptarse al entorno. Sobrevivir incluso en ambientes desconocidos. Así, el mundo online ha supuesto un empujón y un escaparate en nuevas tierras al que las empresas difícilmente podrían haber alcanzado con las herramientas de las que disponían antes. Ahora pueden comercializar sus productos, darse a conocer y aumentar las ventas en sus negocios, a un coste sorprendente para el presupuesto comercial que se termina manejando en el mundo real.

Adaptando los postulados que definió Darwin al mundo empresarial, junto con la nueva variable que supone Internet, los mismos quedarían definidos de la siguiente forma:

  • Las empresas no son estáticas sino que cambian continuamente, y más en Internet, unas se originan y otros se extinguen, unas tienen página web y otras no.
  • El conocimiento de Internet y el proceso de evolución es gradual, lento y continuo, sin cambios súbitos. No es tener una web y ya está, hay muchas más variables indispensables a tener en cuenta, y que el desconocimiento en la materia no permite ver.
  • Todas las empresas que aún no han desaparecido bajo las toneladas de información que ofrece Internet, pueden remontarse a un origen único de la vida, cercano en el tiempo, unos 15 años, pero la prehistoria en tiempo Internet, por el ritmo al que se van lanzando las novedades y van sucediendo los acontecimientos.
  • La selección natural se explica en dos fases: La primera, la generación de modificaciones espontáneas en las Webs de las empresas, es decir, una vez aceptada la evolución, los cambios son naturales y dejan de ser traumáticos, cuesta dar el primer paso; la segunda, la selección a través de la supervivencia, lo que implica que las empresas que ya han nacido con modificaciones espontáneas favorables para hacer frente a Internet, van a tener más posibilidades de sobrevivir, de reproducirse y de dejar descendencia…, de evolucionar.

Mientras en la época de Darwin las especies tenían que valerse por si mismas para sobrevivir, hoy en día, las empresas, si no controlan el nuevo mundo que les abre Internet, tienen la ayuda de aquellos que conocen lo que es mejor para su evolución. El camino es más sencillo y sin tantas complicaciones, aunque no se entiendan por parte del empresario muchos de los pasos que se necesitan dar. El problema, en realidad, es no estar. Y si uno no aparece en Internet, en la mente del cliente, tal y como se maneja la información hoy en día, es prácticamente como si no existieses. En el pensamiento Darwiniano adaptado, la desaparición de la especie (empresa).

Plugin de WP para delicious

Si aún no he pasado a WordPress este blog, es más debido a una cuestión de vaguería, junto a dedicación realmente. Dicho esto, y aunque está en mis cosas pendientes que hacer, que un blog de blogger hable de wordpress, como que choca, pero en realidad tiene su porqué.

El último de los plugin de WordPress es una ayuda para medir y seguir la calidad de las entradas, analizando sus impactos en Delicious. Es decir, indicará el número de veces que es guardado en Delicious cada post de un blog, dando pie a una nueva clasificación por “saves” en Delicious.

Esto sin duda tiene sus beneficios para que una empresa que haga seguimiento de las entradas en las que se habla de ellos, sepan qué es lo más influyente que está siendo seguido en la red, deconstruirlos para valorar los mejores aspectos que tengan y aplicarlos como una especie de uso de las mejores prácticas en próximas entradas, y ampliar el blogroll.

Seguramente es una medida relativa, más cuando hay gente que no utiliza una herramienta como delicious, pero lo que no se puede negar es el valor de conocer cuántas veces se ha guardado una entrada sobre aquellas que no han despertado la atención de los usuarios. Ahí está el matiz y la valía real de este plugin.